A la hora de hacer una estrategia de marketing, sea digital o análoga, uno de los puntos clave a definir son los Key Perfomance Indicators, mejor conocidos por sus siglas, KPI.

Estos son indicadores de desempeño que decidirán si una campaña de marketing fue exitosa o no. Cada medio y tipo de campaña tiene sus diferentes KPI, enfocados en explotar al máximo los beneficios clave donde se realicen.

En una campaña de redes sociales, algunos KPI son los nuevos seguidores ganados, el alcance conseguido, las interacciones hechas en las publicaciones, las compartidas que tuvieron los posts, mensajes recibidos, reproducciones de video y el número de clics realizados a sitio web.

Por otro lado, una campaña de sitio web tendrá como KPI el tiempo que pasa un usuario en la página, cuántas páginas visita durante su sesión, el número de visitas al sitio web por día, si vinieron por redes sociales, directo (escribir el sitio directamente) u orgánico (si lo buscaron y encontraron en Google), entre otros.

Una vez que se tienen identificados los KPI, se definen los más importantes a cumplir dentro de los parámetros de campaña. 

Por ejemplo, en una campaña de “alcance” para Facebook, el KPI principal es el número de personas que vieron el anuncio. Ya que el enfoque de una campaña de alcance es equivalente a tirar “folletos” en la calle, lo que importa es la cantidad de gente que vio la campaña. Otros datos como me gusta, interacciones, mensajes, entre otros, son bien recibidos, pero no es el KPI que se está buscando.

Es por eso definir los KPI lo más que se pueda, ya que una campaña con muchos objetivos de desempeño no logrará satisfacer los datos buscados e intentará conseguir de todo, logrando poco.

Así que recuerda, define qué KPI quieres hacer crecer y utiliza las campañas y herramientas adecuadas para lograrlo. Si tienes duda, nosotros escribimos este artículo, así que llámanos para ayudarte a crear tu campaña ideal.

Julio Torres

Author Julio Torres

More posts by Julio Torres

Leave a Reply